In memoriam Manuel Usera

Manuel Usera, diseñador industrial con una larga trayectoria nos dejó el pasado fin de semana.

Desde aquí quiero recordaros que fue uno de los socios fundadores de nuestra asociación y que perteneció a su primera junta directiva.

Lo conocí personalmente y en las ocasiones en las que nos encontrábamos su conversación y trato siempre eran positivas y muy agradables.

Quiero señalar un hecho que me permitió conocerlo mejor, como profesional y como persona; Hace unos cuantos años la ADCV me designó como perito para un juicio que le interpuso un fabricante de mobiliario, que aducía que uno de sus productos había sido plagiado. Manuel me llamó personalmente para pedirme que fuera rigurosamente objetivo, y que si tenía que emitir un informe contrario a su defensa que no dudara en hacerlo y en ningún momento quiso aportarme razones o argumentos en su favor. le contesté que por descontado actuaría con la máxima objetividad y profesionalidad de la que fuera capaz.

Aquella postura me impresionó por su actitud ética y por la necesidad que expresaba de reivindicar el buen hacer profesional.

Del análisis pormenorizado que hice de los dos modelos en conflicto concluí que el diseño de Manuel Usera no solo no estaba basado en el otro modelo sino que presentaba diferencias sustanciales tanto en su enfoque general como en sus detalles formales. Finalmente ganó el juicio y me llamó de nuevo para agradecer mi intervención y para asegurarse de que no le había favorecido sin razón.

Los diseñadores perdemos a un compañero de profesión y sus clientes a un gran profesional. Desde la ADCV damos nuestro más sentido pésame s sus familiares, en especial a Maite su viuda.

Fdo. Carlos Tíscar, presidente de la ADCV.

tiscardesign
Na Jordana 40 bajo izquierdo
46003 Valencia SPAIN
T +34 96 391 32 83
F +34 96 315 69 58
correo@carlostiscar.com
www.carlostiscar.com

Un Comentario

  1. 1 6 abril, 2012 at 10:00
    Permalink

    Estimado amigo Manuel.
    Gracias por ser mi amigo durante 32 años.
    Gracias por todos lo momentos de verdadero compañero, siempre atento y amable.
    Gracias por por tu generosidad.
    Me entero ahora de tu marcha, no pude estar contigo en ese momento tan especial de cambio de humano a espiritu, pero sé que mi abrazo lo sentirá allá dónde estés.
    Hasta luego amígo mío.

Deja un comentario

El e-mail no será publicado.
Campos requeridos *

*
*