Reunión de la ADCV con Concejalía de Fiestas por los carteles

La ADCV se ha reunido con el concejal de fiestas y cultura popular, Francisco Lledó, y dos de sus técnicos para explicar la postura de los profesionales del diseño respecto a la convocatoria para seleccionar los carteles que anuncian las fiestas que dependen de esta concejalía.

La postura de la ADCV es clara: los concursos abiertos no son respetuosos para los profesionales y no aseguran un resultado con el nivel de calidad requerido para el encargo.

La imagen que se está ofreciendo de la ciudad a través de diferentes soportes, no está a la altura del excelente nivel del diseño gráfico de Valencia.

La ADCV ha explicado en la reunión que el problema de este resultado negativo se encuentra en la actual fórmula de encargo de servicios de diseño.

El engaño de los concursos

Tanto empresas como instituciones creen que es preferible convocar un concurso abierto para diseñar una marca o un cartel, en lugar de encargar directamente el trabajo a un profesional.

Desde la ADCV consideramos que las administraciones públicas deben ser las primeras en revisar estas prácticas que, lamentablemente forman parte de su funcionamiento normal. La mayoría de veces es por desconocimiento. No justifica su uso que se lleven desarrollando hace décadas.

La ADCV rechaza la contratación de servicios de diseño mediante los concursos abiertos no remunerados. Este sistema de encargo se basa en pedir trabajo gratuito a muchos y sólo pagar a uno, ningún profesional se presenta a estos concursos: ¿Quién se puede permitir trabajar gratis?.  Además, estas prácticas de trabajo especulativo devalúan la profesión y no benefician a nadie, ni a los diseñadores, ni a las instituciones, ni a la sociedad.

La ADCV ha ofrecido su asesoramiento a ésta y al resto de concejalías en todo lo relacionado con encargos de servicios de diseño, no sólo carteles.

Uno de los objetivos que se plantea la ADCV con todo ello es llegar a ser un órgano consultor en diseño para la administración pública y las instituciones. ¡Estamos a su disposición!

Alternativas a concursos abiertos

Existen otros sistemas de contratación de servicios de diseño igual de democráticos que los concursos abiertos pero respetuosos con los legítimos intereses de los profesionales y que, además, suponen una garantía en la calidad del resultado final.

Entre ellos, destacamos, por un lado, los concursos restringidos: La convocatoria se hace a un pequeño número de profesionales elegidos en función del objeto del concurso a los que se paga unos fijos por participar y una cantidad mayor al ganador. Permite reuniones previas con los diseñadores en las que matizar el encargo que se quiere. Hay comunicación.

Por otro, la “Llamada a proyecto” es la fórmula que la ADCV utiliza cuando alguna entidad contacta con la asociación en busca de un profesional que desarrolle un trabajo en concreto. Con la llamada a proyecto, se hace una convocatoria a los profesionales, en la que todo interesado manda un book de trabajos previos y una carta de manifestaciones donde expone su visión general del proyecto. Se selecciona al que se considera más adecuado para desarrollar el trabajo, y es a éste a quien se le pagará por sus servicios.

La ADCV es una asociación sin ánimo de lucro que trabaja desde hace 28 años para promocionar el diseño y defender a los profesionales gráficos y de producto. La ADCV ofrece su experiencia a cualquier empresa o institución para estudiar particularmente cada caso y valorar la mejor manera de contratar servicios de diseño.

e-mail de contacto: info[a]adcv.com

6 comentarios

  1. 1
    david
    18 julio, 2013 at 20:59
    Permalink

    Acaso no pensáis que los concursos cerrados no invitarán a sus amiguitos… (Montesinos, etc…)

    Y si solo se tiene en cuenta el curriculum, ¿Que pasa con los nuevos diseñadores? Que los hay, y muy buenos… los concursos siempre han sido una forma de darse a conocer.

    Esta claro que a nadie le gusta trabajar gratis, pero tal vez un concurso “de ideas” que no suponga entregar una propuesta cerrada… donde se premie el concepto… y no un trabajo que ya se contratará caso de resultar ganador.

  2. 2
    LLuis
    19 julio, 2013 at 12:54
    Permalink

    “Llamada a proyecto” ja ja ja… eso es otra estafa. Entonces ahora la ADCV se ha convertido en una agencia de colocación, agente de diseñadores o algo así?

  3. 3
    ADCV
    22 julio, 2013 at 10:14
    Permalink

    Gracias por tu puntuación, la cual nos permite indicar que la ADCV, más allá de ser una intermediaria, se preocupa por el trabajo y los proyectos de diseño, así que en ciertas ocasiones cuando alguna empresa o institución de la Comunidad Valenciana, contacta con nosotros para consultar cuál de nuestros socios podría realizar un buen proyecto de diseño, lo que le proponemos es hacer un llamamiento democrático, el cual hemos denominado como “llamada a proyecto”.

    Esta fórmula permite dar a conocer una oportunidad para los socios, y una vez comunicada, es la empresa o demandante de proyecto la que realiza la selección. En cualquier caso esta acción, algo que queríamos dejar claro en el artículo, no implica un trabajo o esfuerzo sin remunerar para el diseñador interesado en la propuesta, quien es libre de acceder a ella.

    Por otro lado, te invitamos a conocer nuestra intención, como asociación, de defender los derechos del diseñador y nuestra postura sobre el trabajo injustamente no remunerado de los mismos.

  4. 4
    Manolo M Toran
    26 julio, 2013 at 21:07
    Permalink

    Creo que la ADCV está llevando una buena política al respecto. Todo lo que pueda hacer por los profesionales, desde la ética lógica, bienvenido sea, y más con la que cae. Estas fórmulas son muy habituales en el mercado anglosajón y en la realidad de Internet, y no son en absoluto realizadas fruto de la desesperación, sino de la posibilidad de glocalizar nuestro trabajo y de compartir experiencias. No seamos ni locos del open code, ni progremistas con caspa… prefiero de todas formas a los primeros

  5. 5
    Laura E
    4 agosto, 2013 at 0:16
    Permalink

    Me parece una iniciativa muy buena, además de tener mucho sentido. Pero… ¿y los nuevos diseñadores que se tienen que hacer hueco entre los que ya tienen experiencia, su trabajo ya es conocido, etc. cómo se puede entrar en este mundo desde cero si no es por concursos y trabajos gratis?

  6. 6
    ADCV
    6 agosto, 2013 at 13:28
    Permalink

    Gracias por tu comentario Laura E.

    Sabemos lo difícil que es para la gente joven su inserción laboral que por desgracia también pasa en el mundillo del diseño. La ADCV representa a diseñadores de todas las edades, desde los más experimentados a los menos. Por ello nos preocupa especialmente que se utilicen estas convocatorias para explotar a los que más lo necesitan y las usen las empresas e instituciones en beneficio propio.

    Lo primero es dejar clara la idea de que los concursos abiertos NO son una salida real para los jóvenes. El 99% de los trabajos van directamente a la basura. Eso es un desprecio total al diseñador y a la profesión, además supone una devaluación del sector.

    Desde la ADCV proponemos a los jóvenes que adquieran experiencia dedicando su esfuerzo, talento y tiempo de otra manera. Que utilicen sus capacidades en lo que realmente les aporte algo y que tenga ciertas garantías de ser utilizado. Lo importante para el diseñador novel es intentar trabajar para quien sepa valorar el trabajo, como por ejemplo el nuevo negocio de un amigo, un comercio o empresa de su entorno cercano, una organización benéfica o sin ánimo de lucro, o dedicar el tiempo a trabajos propios.

    También participar en convocatorias respetuosas con los diseñadores, como las que basan la elección a través de muestras de trabajos ya realizados (llamada a proyecto). Aunque éste no es el único sistema de conseguir un trabajo, es sólo el que sustituye a los concursos abiertos que están basados en el trabajo especulativo. La llamada proyecto es importante porque nadie trabaja gratis.

    Hay que tener en cuenta que cada convocatoria es diferente en cuanto a dotación económica, expectativas, tipo de proyecto, conocimientos específicos, etc… Cada diseñador tendrá más o menos opciones dependiendo del tipo de convocatoria y de su capacidad personal y profesional.

    Una pequeña recomendación para los jóvenes sería que se agruparan para conseguir entre todos los miembros del estudio un buen book de trabajos, y que según cada caso, se seleccionen los más idóneos, mejorando así las opciones de selección.

    Esperamos haber podido ayudarte, cuenta con la ADCV para lo que necesites.

Deja un comentario

El e-mail no será publicado.
Campos requeridos *

*
*